CAPITULO III

Capítulo III – De las Cuotas

Artículo vigésimo primero.- cuotas de admisión: las cuotas de admisión al colegio serán aquellas que resulten necesarias y suficientes para ayudar a que la operación del “colegio” sea autosuficiente, para lograr los fines establecidos en artículo tercero de estos estatutos, las cuales serán autorizadas en asamblea extraordinaria.

 

Artículo vigésimo segundo.- las cuotas ordinarias anuales: serán aquellas que resulten necesarias y suficientes para que la operación del “colegio” resulte autosuficiente para dar cumplimiento a los fines del “colegio” establecidos en artículo tercero y dichas cuotas serán autorizadas en asamblea extraordinaria según lo establecido en el artículo vigésimo cuarto de estos mismos estatutos. La cuota a aprobarse será la del socio de número (titulado con cédula profesional) y la del socio afiliado (pasante de ingeniería civil) será siempre 75% (setenta y cinco por ciento) del importe del socio de número, quedará exento de pagar cuota el afiliado pasante de ingeniería civil durante el primer año de egresado.

El periodo de revisión de dichas cuotas, en sesión extraordinaria será mínimo una vez por año y durante el mes de noviembre del mismo, en conjunto con el programa de ingresos y egresos del año próximo.

 

Artículo vigésimo tercero.- fecha de pago: las cuotas de admisión deberán pagarse al tiempo de aprobarse la solicitud. Las cuotas ordinarias anuales deberán pagarse a más tardar en el mes de marzo del año correspondiente.

 

Artículo vigésimo cuarto.- quedarán exentos del pago de cuotas los asociados sujetos de los siguientes términos:

1)     Haber cumplido sesenta y cinco años de edad y haber cubierto sus cuotas durante cinco años sucesivos.

2)     Que haya pagado las cuotas por un periodo de veinticinco años sucesivos.

3)     Ser nombrado como merecedor del premio anual de ingeniería civil que otorga el colegio de ingenieros civiles de sonora, a.c.

4)     Ser nombrado socio honorífico del colegio.

5)     Que haya sufrido por alguna causa fortuita, alguna enfermedad o invalidez que no le permitan ejercer profesionalmente.

 

Artículo vigésimo quinto.- modificación de cuotas: cualquier modificación de cuotas tendrá que ser motivo de asamblea general extraordinaria.